EXPULSIÓN DE LOS MORISCOS

moriscos

Desde fines de 1570 hasta comienzos de 1572, el territorio extremeño, como el resto de la Corona de Castilla, acogió a algo más de 11.000 moriscos que se vieron forzados a abandonar su tierra natal por expresa decisión de la Corona.