5 consejos para viajar barato

5 consejos para viajar barato

Viajar es una de las grandes pasiones de la humanidad. No obstante, no es un capricho barato, y en muchas ocasiones puede suponer un gran coste por el aprovechamiento de las grandes empresas que ven en el turismo una oportunidad de negocio que exprimir tanto como se pueda.

Aunque, ¿quién dijo que viajar tenía que ser caro? Porque con estos consejos vas a poder viajar muy barato y gastarte menos de lo que habías presupuestado en tus vacaciones:

  1. Comparte vehículo: Una de las formas de viajar que más están de moda es compartir vehículo. Dos o más personas llegan a un acuerdo sobre los gastos de viaje (gasolina, comida…) y un viaje que te podía costar 150€ te puede acabar costando tan solo 30€. Es una opción segura, tanto para ir de viaje como para la vuelta. Además, conoces a gente nueva en cada viaje que hagas.
  2. Puedes ir andando: ¿Es la ruta de Santiago la única que hay en toda España para hacer peregrinaje? ¡No! Existen otras tantas rutas por todo el país para que la gente vaya caminando. Puedes hacerlas con la familia, tus amigos y un guía que os irá enseñando las mayores maravillas durante el viaje.
  3. Alquiler de apartamento: ¿Por qué un hotel? La opción de un alquiler de un apartamento por días es siempre mucho más económica. ¿No lo piensas así? No hay más que hacer los cálculos: un hotel te puede costar entre 50 y 70 euros por noche el más barato, sin contar la comida y la cena, en ocasiones el desayuno. En cambio, un apartamento te puede costar entre 70 y 90 euros el día, pero cuentas con una cocina donde preparar tú mismo la comida. No te verás obligado a buscar un restaurante en el que comer.
  4. Intercambio de casas: Es una buena opción para alojarse barato. Al igual que tú quieres conocer otra ciudad, otra persona quiere conocer la tuya. Así que, durante el tiempo de las vacaciones, ¿por qué no intercambiarse las casas? No hay más que llegar a un acuerdo y quedar en un punto intermedio para realizar el cambio de llaves. O que uno espere a que llegue la otra para hacer el cambio de llaves. Es una opción barata y económica.
  5. Dormir en casa de un anfitrión, a pensión completa: Una de las medidas de moda que más han surgido durante la crisis es dormir en casa de una persona que hace de anfitrión, ofreciendo las tres comidas del día a sus huéspedes. Si vas a viajar solo, ¿por qué no disfrutar de la hospitalidad de un hogareño de tu lugar de destino? No tendrás que preocuparte por nada más que disfrutar del viaje.